Vestidos de fiesta ‘plus size’ modelos para lucir cuerpazo

Si eres una mujer con una talla plus size, en este página encontrarás lo que estabas buscando. Con los consejos que te daremos podrás convertirte en un ícono de moda.

Muchos diseñadores defienden la idea de que para cada tipo de mujer hay un vestido. Desde ya hace unos años, se ha podido apreciar una fuerte defensa de lo diferente y de la diversidad. La industria de la moda se ha unido a esta tendencia, y actualmente aprovecha sus campañas y medios de publicidad, para exponer y promover la aceptación de la belleza no estereotipada. Además se ha interesado en la producción y comercialización de vestidos de fiesta versátiles y novedosos, que se ajustan a todos los gustos y estilos. Cada vez más, las tallas grandes ganan más espacio en el área de diseño de los vestidos de noche.

Encontrar la ropa ideal para ti, es esencial para poder disfrutar más de tu imagen. Una opción ideal para mujeres plus size son los llamados vestidos de fiesta para gorditas. Elegir un vestido para fiesta, no importa si es para el día o para la noche, siempre es una oportunidad para consentir tu cuerpo, definir tu personalidad y descubrir las últimas tendencias en el mundo de la moda. Lee los consejos que preparamos para ti y alístate para marcar tendencia con tu estilo.

Sé tú misma

El tipo de figura que tienes es lo primero que debes tomar en cuenta a la hora de escoger un vestido, incluso es más importante que el tamaño de tu cuerpo. Además debes conocer los atributos que deseas destacar y de los cortes que suelen quedarte mejor. No olvides que el mejor vestido es el que te hace sentir más cómoda. Selecciona un diseño con el que puedas moverte con soltura y que te haga sentir segura de ti misma. Debes evitar realizar dietas que sean agresivas con tu cuerpo. Recuerda que este es un ejercicio de moderación.

El color y el brillo de tu piel, tu estatura y las características de tu cabello son elementos que debes apreciar en el momento en que te pruebes los vestidos. El tipo de evento en el que usarás tu vestido, también es fundamental para que luzcas espectacular.Los vestidos de corte largo son perfectos para actividades en interiores y fiestas elegantes, mientras que los vestidos de fiesta cortos lucen más en exteriores. Otros aspectos también te pueden beneficiar mucho como: la elasticidad y el grosor de las telas y detalles como: transparencias, incrustaciones, y estampados.

Colores… no solo negro

Elegir el color correcto de tu vestido te hará lucir fenomenal. Estar al tanto de las tendencias que se llevan cada temporada, es una forma de orientarte mejor. Por otro lado, si eres de las que no suele seguir el comportamiento de la moda, siempre tienes los tonos oscuros que nunca pasan de moda, especialmente el negro. Los vestidos de noche negros favorecen mucho al estilismo del cuerpo. Las tonalidades oscuras son más adecuadas para bodas nocturnas, ocasiones matutinas o diurnas. En este caso debes elegir también, matices que acentúen los rubores y colores de tu piel.

En el caso de que te guste usar tonos sólidos, puedes combinarlos con accesorios de un color diferente que contraste o con algunas piezas brillantes si es un evento nocturno. Si quieres definir tu cuerpo, prueba usar cinturones. Ellos son los mejores aliados para destacar el busto, definir el cuerpo y el largo de tus piernas.

Cuál es tu silueta

Los vestidos fluidos y vaporosos son ideales para los cuerpos ovalados.Si quieres alargar tu figura y llevará la atención a tu torso y a tus piernas, el corte imperio (ajustado al busto y holgado desde poco más arriba de la cintura) te ayudará mucho. Los vestidos con corte A son ideales para las mujeres de caderas amplias, debido a que logran disimularlas y, al mismo tiempo, ofrece una caída con un poco de vuelo muy agradable. Los vestidos ceñidos al cuerpo, pueden quedar muy bien en mujeres de cuerpo tipo ocho (cadera ancha). Lo ideal es que tenga una texturas más rígidas.

Los escotes en V, profundos y abiertos, ofrecen una percepción alargada de tu figura. Usa siempre cintas anchas y olvídate de los tirantes delgados. También debes evitar el uso de los escotes redondos, debida a que esto, junto con los tirantes delgados, causan una impresión de hombros más grande, algo que no quieres. En el caso de que te encanten los cuellos redondos, lo mejor es usar un modelo que deje al descubierto tus hombros, un cuello tipo barco, un escote halter o tipo capucha. La caída de la tela y los pliegues darán un toque estilizado a tu look.

Crear un juego de luz siempre beneficia mucho. Para esto puedes probar un vestido con algunas transparencias y aberturas en la parte posterior. También puedes usar capas o vuelos en tus hombros para darle forma a tu espalda. Los vestidos de noche con manga son ideales para cubrir tus brazos. Las mangas asimétricas o con vuelo, acampanadas,  son muy cómodas y afilan la figura.

¿Corto o largo?

En ocasiones como bodas y eventos de días los vestidos de cóctel son perfectos. Si no tienes inconveniente de usar este tipo de vestido, aprovecha y luce tus piernas. La combinación de vestido corto con tacones favorecerá indiscutiblemente a tu figura, más aún si eres de estatura baja. Los los vestidos de noche largos y rectos sientan muy bien a las mujeres altas. En este caso lo más recomendable es usar telas vaporosas para una imagen más impactante. Las plataformas son una muy buena opción de calzado.

Para lograr definir tu figura, debes prestar mucha atención a la caída y al corte de la falda, más que al tamaño. Combinar texturas suele ser muy inteligente y si lo haces bien obtendrás grandes resultados. Puedes probar con un corsés combinado con una falda suelta. Además, puedes valorar la combinación de faldas más entalladas con torsos etéreos para armonizar la figura.

La tendencia de los jumpsuits, ofrece una variedad de modelos, entre los que puedes encontrar vestidos que se ajusten a lo que quieres. Estos, estilizan la silueta y son muy cómodos.

Los toques finales

El vestuario que elijas debe favorecer las partes de tu cuerpo que más. Además debe proyectar delicadeza, determinación y estilismo. Recuerda evitar los estampados excesivos y usar poco brillo en las fiestas matutinas. El torso no debes recargarlo con muchos contrastes o accesorios.

El peinado, sin dudas, aportará mucho a tu look. Debes escoger uno que vaya con el diseño de tu vestido y con la ocasión. Debe favorecer a tus facciones. En este caso el estilo suelto y semirrecogidos te ayudarán a darle más intensidad a tu imagen, mientras que los estilos recogidos afilarán tu rostro y revitalizarán tu look. ¡Ahora, ya estás lista para buscar tu vestido de noche!

Deja un comentario